Gripe

Gripe: ¿Cómo Combatirla Antes De Que Suceda?

Te pica la garganta, te duele el cuerpo y sientes que estás enfermo. Si, podría darte gripe próximamente. Otra vez. El adulto promedio sufre de gripe al menos tres veces por año, cada vez durando un total de nueve días. Pero no deberías rendirte. Aquí te ayudamos a prevenir la gripe antes de que suceda – y sentirse mejor para el día siguiente.

 

Toma agua o jugo

Apenas sientas los síntomas de la gripe, deberías comenzar a tomar jugo y agua. Mantenerse hidratado elimina los síntomas como que te pique la garganta y que tengas que soplarte la nariz a cada rato.

 

Haz gárgaras con agua con sal

Para combatir el picor de la garganta, añade la mitad de una cucharadita de sal a un vaso de agua a temperatura ambiente. La sal hace que el exceso de agua en tu garganta se elimine, reduciendo así la inflamación y elimina los factores irritantes de la parte de atrás de la garganta. Las gárgaras también eliminan las bacterias y los virus, lo cual puede ayudar a prevenir la gripe.

 

Mantén limpia tu nariz

Usar un spray nasal salino justo después de que tengas lo síntomas de la gripe puede reducir su impacto, según estudios. Y toma un baño con agua caliente ya que el agua caliente ayuda a limpiar los canales nasales.

 

Ve a la farmacia

Dentro de las primeras dos horas, ve a la farmacia. Compra un acetaminofén para luchar contra el dolor. Los medicamentos como Zyrtec y Benadryl ayudan a los síntomas como los mocos y los ojos llorosos. Las medicinas para alergias que contienen descongestionantes, como el Claritin D o el Alavert D, te ayudarán contra la gripe y te mantendrán alerta, si necesitas estarlo.

 

No necesitas el viejo jarabe para la gripe

La miel funciona mucho mejor (y sabe mejor). Echa dos cucharaditas de miel en un té y siéntete mejor. La gripe no sabrá lo que la atacó.

 

No vayas al trabajo si puedes por 6 horas

Tu cuerpo puede atacar a la gripe mejor si estás bien descansado. Pero si tienes que ir al trabajo, no es el fin del mundo. Solamente trata de mantenerte alejado de tus compañeros de trabajo lo más posible ya que los primeros días de la gripe son los más contagiosos. Para ayudarte a no contagiar la gripe a otros, lava tus manos regularmente o usa un gel anti bacterial a base de alcohol.

No te olvides de mantenerte hidratado

Sigue tomando agua, jugo o té y tómate una sopa de pollo en el almuerzo. La cura favorita de la abuela realmente lucha contra la gripe y sus síntomas, según algunos estudios.

 

Sacúdete

Si estás de humor para un poco de actividad física, un poco de ejercicio realmente mejora el sistema inmunológico y combate la gripe de una mejor manera. Pero haz ejercicios suaves y mantén al ritmo de tu corazón por debajo de 100.

 

Última oportunidad para combatir la gripe

Una dieta sana puede ayudar a mejorar el sistema inmunológico, así que escoge una cena que incluya una comida rica en proteínas como la carne, pescado o granos y acompáñalos con unos vegetales ricos en anti oxidantes. Toma una ducha caliente antes de ir a dormir si todavía te sientes con un poco de gripe y después descansa bastante durante la noche.

 

El día siguiente

¿Te sientes mejor? Si te sientes peor o tienes fiebre, empiezas a vomitar o tienes un dolor de cabeza muy fuerte, llama a tu doctor – estos son signos de que no tienes gripe y tienes algo más que la gripe común (quizás una infección) y necesitarás de medicinas antivirales, antibióticos u otros tratamientos. Si te comenzaste a sentir mejor, sigue con la rutina que te hemos enseñado por los siguientes días, solo para asegurarte de que la gripe se ha ido.