¿Eres farmacodependiente?

En realidad, solo tú puedes responder la pregunta de si eres farmacodependiente

Miles de personas alrededor del mundo consumen fármacos diariamente por diversas razones, pero la diferencia entre usar estas sustancias por una necesidad real o abusar de su consumo radica básicamente en el comportamiento que tengas en relación a dicho consumo.

¿Qué es ser farmacopendiente?

Es un estado psicológico y a veces también físico, causado por la interacción entre el organismo y un fármaco (medicamento legal o sustancia ilegal) que se caracteriza por modificaciones en el comportamiento y otras reacciones que comprenden un impulso incontrolable de consumir el fármaco en forma continua o periódica  con el único objetivo experimentar sus efectos psicofísicos y para evitar las sensaciones causadas por la abstinencia.

¿Cómo saber si soy farmacodependiente?

Si el impulso o la necesidad de consumir el fármaco están influyendo negativamente sobre tu vida, si está afectando tus estudios, tu trabajo, la relación con tus familiares o amigos, entonces es probable que tengas un problema de adicción o seas farmacodependiente.

No resulta fácil admitir que se es un farmacodependiente.  Tal vez sabes que tienes problemas con fármacos pero no te consideras adicto. Todo tenemos prejuicios sobre la adicción. Pero una vez que hayas comenzado a tomar medidas positivas, no hay nada de qué avergonzarse.

Si  tienes alguna duda sobre si eres farmacodependiente o no, tómate unos minutos para leer estas preguntas y contestarlas  con honestidad.

  • ¿Has manipulado alguna situación o mentido a algún médico para conseguir una receta?
  • ¿Alguna vez has robado algo para conseguir un fármaco?
  • ¿El consumo del fármaco ha influido negativamente el rendimiento en tu trabajo o en tus estudios?
  • ¿Has mentido alguna vez sobre el tipo de fármaco o la cantidad que consumes?
  • ¿Has sido hospitalizado alguna vez debido al consumo de estas sustancias?
  • ¿Te aterroriza la idea de estar sin el fármaco?
  • ¿Piensas en que no te sería posible vivir sin consumir?
  • ¿La tensión emocional aumenta tu ansia por consumir el fármaco?
  • ¿Continúas consumiendo a pesar que las consecuencias negativas?
  • ¿Piensas mucho sobre las drogas?

En realidad, la cantidad de “Sí” que hayas respondido no es tan importante como los sentimientos que te han generado estas preguntas y en qué manera ser farmacodependiente ha cambiado tu vida.

Algunas veces, la situación es difícil de aceptar. Hay quienes piensan  “estas preguntas no tienen sentido” o “yo soy diferente, consumo, pero tengo control sobre eso” o “los problemas que tengo en casa o en el trabajo no tienen nada que ver con los fármacos”.

Pero hay que pensar en que no se puede hacer ningún progreso para salir de la adicción sin admitir primero que existe un problema real relacionado con el consumo de fármacos. Responder las preguntas con honestidad es útil para ver cuánto ha sido afectada tu vida por las sustancias que consumes.

Testimonio

Se puede abusar de muchos medicamentos con receta médica, pero los más habituales son los opiáceos (morfina, oxicodona, hidrocodona, Vicodin), benzodiacepinas, barbitúricos y anfetaminas, entre otros.

Fíjate en este testimonio real.

“Cuando tenía 25 años sufrí un grave accidente de tránsito y me amputaron una pierna. Recibí gran cantidad de medicamentos para mitigar el dolor, entre ellos varios opiáceos. Pasé mucho tiempo para liberarme del dolor de la operación y estos medicamentos fueron muy útiles. Sin embargo, a pesar de que el tiempo pasaba, yo sentía que no podía enfrentarme  al  hecho de que me faltaba una pierna,  de que ahora era un discapacitado y a la idea que tenía en ese entonces de que jamás volvería a ser independiente. Pasé meses en cama, pensando en mi desgracia, compadeciéndome de mí mismo, y recurriendo al Vicodin para evadir la realidad y sentir la agradable sensación de euforia que me brindaba el medicamento.

Pero luego decidí que mi vida no podía continuar de esta manera y comencé a curarme de verdad. Recurrí a un grupo de ayuda y a profesionales médicos psiquiatras y psicólogos para que me ayudaran a enfrentar mi nueva vida de manera sana e independiente.”

Soy farmacodependiente, ¿qué puedo hacer?

Lo primero,  es asumir un compromiso para salir de esta situación.  Debes buscar ayuda profesional: un médico, un psicólogo así como grupos de ayuda para enfrentar las adicciones son excelentes opciones.