Descubre qué es el Bortezomib

Descubre qué es el Bortezomib

El bortezomib, comercializado con el nombre de Exfucikanet 3,5 mg (también Velcade ®), es un medicamento contra el cáncer que se utiliza principalmente en el tratamiento de las personas con mieloma múltiple que no han respondido bien a otro tratamiento previo.

Exfucikanet 3,5 mg Bortezomib pertenece a la familia de medicamentos contra el cáncer denominada inhibidores del proteasoma.  El proteasoma es un grupo importante de enzimas que se encuentra en el interior de todas las células y cumple un rol fundamental en la función y crecimiento celular.

Bortezomib interfiere en el normal funcionamiento del proteasoma, lo que impide que las células cancerosas se multipliquen. Las células malignas son más sensibles a los efectos del Bortezomib, en comparación con las células normales.

Inyección de Bortezomib, indicaciones y dosis

Este medicamento contra el cáncer se indica como monoterapia  en personas con mieloma múltiple que ya han sido tratadas con otro tipo de medicamentos de quimioterapia, no han respondido bien al tratamiento y no son adecuados para un trasplante de médula ósea.

Bortezomib también puede administrarse en combinación con quimioterapia como tratamiento inicial en personas con mieloma múltiple que no son buenos candidatos a recibir quimioterapia en dosis altas y un trasplante de médula ósea.  Generalmente Bortezomib se administra junto a melfalán (medicamento de quimioterapia) y prednisona.

Exfucikanet 3,5 mg Bortezomib se administra vía intravenosa central o periférica. También es posible administrar este medicamento contra el cáncer por vía subcutánea.

Cuando se administra en monoterapia, generalmente se dan cuatro dosis de Bortezomib en un plazo de tres semanas. La inyección de Bortezomib se da en los días 1, 4, 8 y 11, seguido de un periodo de descanso de 10 días. Este sería un ciclo de tratamiento. Puede haber hasta ocho ciclos de tratamiento en un periodo de más seis meses.

Cuando este medicamento contra el cáncer se administra en conjunto con melfalán y prednisona, se administran más de nueve ciclos en un periodo de seis semanas.  En los primeros cuatro ciclos se da una dosis de Bortezomib dos veces por semana. En los ciclos restantes, la dosis se administra una vez por semana.

Información importante sobre la toma de Bortezomib

Como todos los medicamentos contra el cáncer, Bortezomib puede tener efectos secundarios adversos, los cuales suelen variar bastante de una persona a otra.

Los más frecuentes son los siguientes:

  • Hormigueos o entumecimiento en manos y pies

Esto se debe a la neuropatía periférica que puede causar este medicamento. El paciente puede experimentar dificultades al abrocharse la ropa o al realizar otras tareas de motricidad fina. Si los síntomas son severos, se debe consultar al médico, es posible reducir la dosis para evitar problemas mayores.

  • Mareos

Al levantarse rápidamente, pueden aparecer mareos o sensación de aturdimiento. Esto se debe a un descenso temporal en la presión arterial.

  • Náuseas y vómitos

Se pueden controlar con medicación adicional.  

  • Fatiga, cansancio

Este es un efecto secundario bastante frecuente en el tratamiento con Bortezomib. Es importante descansar mucho y hacer algo de ejercicio suave. Si se siente muy cansado, evitar conducir o manejar maquinaria pesada.

  • Falta de apetito

En los primeros días luego de una inyección de Bortezomib, muchas personas sienten falta de apetito. En general es un efecto secundario leve y desaparece luego de un par de días.

  • Alteraciones en el recuento de células sanguíneas

Bortezomib puede reducir el número de glóbulos blancos, glóbulos rojos y/o plaquetas en sangre. Consulte a su médico si tiene fiebre, dolor de garganta, tos u otros signos de infección, moretones, sangrado, palidez cutánea, cansancio o falta de aliento.

  • Deshidratación

Es importante beber dos o tres litro de agua diariamente durante el tratamiento con este medicamento contra el cáncer.

Más información importante sobre la toma de Bortezomib

Los ensayos clínicos demuestran que la administración de Exfucikanet 3,5 mg Bortezomib vía subcutánea tiene la misma efectividad que la administración intravenosa, y al mismo tiempo, reduce la toxicidad del fármaco.

En otras palabras, la inyección de Bortezomib vía subcutánea reduce la frecuencia y gravedad de algunos efectos secundarios, además de lograr una mayor comodidad en la aplicación de la dosis, tanto para el personal de enfermería, como para los médicos y los pacientes.