Covid-19: 5 importantes medidas para evitar el contagio

El nuevo coronavirus SARS-Cov 2, causante de la enfermedad denominada Covid-19 continúa su expansión por todo el mundo.

Se trata de un virus altamente contagioso, con un nivel de mortalidad que se estima 10 veces superior a la del virus influenza, causante de la gripe.

Por eso es tan importante que cada uno de nosotros apliquemos algunas medidas sencillas que han demostrado ser muy eficaces para evitar el contagio.

Siguiendo estos consejos, estarás protegiendo tu salud, la de tu familia y la de toda la comunidad.

¿Cómo se propaga el nuevo coronavirus?

Este virus causa infecciones del tracto respiratorio y se contagia de una persona a otra cuando se encuentran a poca distancia (menor a dos metros), por medio de las gotitas de saliva y otras secreciones que una persona infectada exhala cuando estornuda, tose o habla.

Las gotitas exhaladas por la persona infectada pueden ser inhaladas por una persona sana que se encuentre cerca. De esta manera el virus accede directamente a las vías respiratorias de su siguiente huésped.

También es posible contagiarse del virus cuando una persona sana toca con sus manos una superficie contaminada con el virus y luego se toca la nariz, la boca o los ojos.

Estudios recientes han mostrado que algunas personas son portadoras del virus aunque no presentan síntomas, y pueden contagiar a otras personas.

¿Qué medidas podemos tomar para evitar el contagio?

Hasta el momento, no existe una vacuna para el Covid-19. La mejor manera para prevenir la enfermedad es evitar la exposición al virus.

Estas son las medidas recomendadas por la OMS, el Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos y el gobierno de México.

  • Quédate en casa tanto como sea posible

La mejor medida para mantener distancia de otras personas es permanecer en el hogar tanto tiempo como sea posible.

Si tienes que ir a trabajar o debes salir a hacer algunas compras básicas en el supermercado o la farmacia, trata de mantener una distancia de 2.0 m de otras personas, para evitar que las gotitas de saliva y secreciones lleguen hasta ti.

  • Lávate las manos con frecuencia

Lávate las manos frecuentemente, con abundante agua y jabón durante al menos 30 segundos, especialmente después de haber estado en un lugar público.

También debes lavarte las manos después de toser, estornudar o sonarte la nariz.

Si no tienes agua y jabón cerca, utiliza un desinfectante que contenga al menos un 60% de alcohol para higienizarte. Puedes utilizar alcohol en gel o toallitas con alcohol, por ejemplo. Asegúrate de cubrir toda la superficie de las manos con el desinfectante y frótalas bien hasta que se hayan secado.

Evita tocarte la cara si no te has lavado las manos recientemente.

  • Cúberte la boca y la nariz al toser o estornudar

Si no estás utilizando un cubrebocas, recuerda que debes cubrirte la boca y la nariz al toser o estornudar, con un pañuelo descartable o con la parte interna del codo.

De esta manera, si eres portador del virus evitarás contaminar superficies y contagiar a otras personas.

Bota los pañuelos directamente a la basura luego de utilizarlos.

Inmediatamente después, lávate las manos con abundante agua y jabón, o aplica desinfectante para manos.

  • Usa cubrebocas al salir de casa

Recientemente, el Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos ha comenzado a recomendar a la población el uso de un cubrebocas de tela al salir de casa para ir al supermercado, la farmacia o cualquier otro lugar público.

Los cubrebocas de tela están contraindicados en niños menores de 2 años, personas con problemas respiratorios o con discapacidades que no les permitan quitárselo por sus propios medios.

Recuerda que no debes usar cubrebocas de tipo quirúrgico o N95, ya que éstos deben estar reservados para el personal de atención a la salud.

Aunque estés utilizando el cubrebocas de tela, debes continuar manteniendo una distancia de  2.0 m de otras personas. El uso de cubrebocas es complementario a las medidas de distanciamiento social y no las reemplaza.

  • Limpia y desinfecta superficies en tu hogar

Es importante limpiar y desinfectar las superficies que se tocan frecuentemente con las manos, como mesas, pestillos de las puertas, interruptores de luz, barandas, escritorios, teléfonos, teclados, grifos, entre otros.

Puedes lavar estas superficies con agua y detergente primero, para después desinfectarlas con una solución de hipoclorito de sodio (más conocida como lejía o agua lavandina) o alcohol.

Con estas sencillas medidas, estarás ayudando a evitar la propagación del virus, cuidando la salud de tu familia y de la comunidad.

¿El virus del Covid-19 puede estar en la ropa, los zapatos o el cabello?

Muchas personas que deben salir de casa para hacer compras básicas se preguntan si al volver al hogar es necesario quitarse los zapatos, la ropa y bañarse para disminuir la probabilidad de contagio del virus.

Los especialistas en infectología coinciden en que, en la mayoría de los casos, para evitar el contagio es suficiente con lavarse las manos con abundante agua y jabón al llegar a casa, siempre y cuando se hayan seguido al pie de la letra otras medidas de prevención, como el distanciamiento de otras personas (2 metros) y el uso de cubrebocas de tela.

Los científicos explican además que si bien las gotículas de secreciones que contienen virus pueden encontrarse en el aire durante algún tiempo, luego caen al suelo y es muy poco probable que se adhieran a las prendas o el cabello.

Si mientras estaba fuera del hogar una persona tosió o estornudó cerca de ti, en ese caso sí es recomendable darse una ducha y cambiarse de ropa al llegar a casa.

En cuanto a los zapatos, los especialistas recomiendan dejarlos a la entrada de la casa,  especialmente si hay niños pequeños en el hogar, pero no porque puedan transportar el virus sino porque suelen tener abundante presencia de bacterias en las suelas.