7 consejos para fortalecer tu sistema inmune de forma natural

El sistema inmunitario cumple con un importante rol, que es defenderte de los gérmenes que causan enfermedades. Pero a veces falla: un microorganismo invade tu cuerpo y causa una infección.

En estos tiempos de pandemia, seguramente te estarás preguntando si existe alguna manera de fortalecer tu sistema inmune para que esté en condiciones de evitar o por lo menos combatir de la mejor forma posible cualquier afección que se presente.

¿Es posible intervenir en este proceso y mejorar tu inmunidad? ¿Una buena alimentación puede ayudar? ¿Los suplementos vitamínicos o complementos a base de hierbas podrían ser útiles? ¿Hay alguna otra cosa que puedas hacer para potenciar tus defensas?

A continuación vamos a contestar todas estas interrogantes.

Qué puedes hacer para fortalecer tu sistema inmune

La idea de fortalecer específicamente el sistema inmune causa un gran entusiasmo en muchas personas, pero la verdad es que no es tan sencillo como puede parecer en un principio.


El sistema inmune es precisamente eso, un sistema compuesto por diferentes entidades que deben estar en equilibrio y armonía para funcionar bien. Aún hay muchas cosas que los investigadores no conocen bien sobre las interacciones e interconexiones entre los diferentes órganos, células y sustancias que conforman el sistema inmunitario. 

Por lo tanto, tampoco existe hasta el momento una forma directa de potenciar nuestras defensas. La ciencia actualmente está estudiando los efectos de la alimentación, el ejercicio,  el estrés y otros factores sobre la respuesta inmune. Se sabe que existe una relación entre estos factores y la inmunidad el organismo, aunque los mecanismos fisiológicos que causan estos efectos aún no se conocen  exactamente.

De todas formas, hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar tu sistema inmune y tu salud en general.

  • No fumes

Los investigadores han descubierto que fumar tiene un impacto negativo sobre la inmunidad innata y adaptativa con un doble efecto: exacerba la respuesta inmune patológica y reduce la inmunidad defensiva.

Aunque aún no se conocen exactamente los mecanismos fisiológicos, los científicos saben que fumar afecta negativamente el sistema inmunitario, debilita las defensas ante infecciones y aumenta el riesgo de padecer enfermedades autoinmunes.

  • Incluye frutas y verduras frescas en tu alimentación

La mala alimentación está asociada a un mayor riesgo de padecer enfermedades infecciosas.

En particular, se sabe que la deficiencia de algunos micronutrientes como zinc, selenio, hierro, cobre, ácido fólico y vitaminas A, B6, C y E alteran la respuesta inmune en animales, y probablemente también en humanos. 

Por eso se recomienda incluir al menos cuatro o cinco porciones de verduras y dos a tres porciones de fruta fresca por día, que aporten estos nutrientes esenciales.

Si crees que no estás consumiendo cantidad suficiente de micronutrientes debido a que, por ejemplo, no te gustan las verduras, puedes recurrir a un suplemento que incluya variedad de vitaminas y minerales.

Importante: tomar megadosis de una única vitamina no ayuda. Más no siempre es mejor.

  • Haz ejercicio

Estudios científicos han encontrado que realizar 30 a 60 minutos de ejercicio moderado con cierta regularidad ayuda a mejorar la respuesta inmune del cuerpo, además de brindar otros importantes beneficios a la salud en general.

  • Mantén un peso saludable

Algunas investigaciones indican que la obesidad y el síndrome metabólico también afectan negativamente el sistema inmune. Estas enfermedades pueden causar alteraciones en la integridad de los tejidos linfoides, interferir en el normal desarrollo de los leucocitos (glóbulos blancos) y alterar la coordinación de la respuesta inmune innata y adaptativa.

Como consecuencia de todo esto, es posible que disminuya  la capacidad del organismo de  combatir patógenos,  que se favorezca el avance de enfermedades crónicas e incluso que se reduzca la eficacia de las vacunas.

  • Si bebes alcohol, que sea con moderación

Los médicos clínicos han observado que existe una asociación entre el consumo excesivo de alcohol y un mayor riesgo de padecer neumonía y problemas respiratorios graves, entre otros efectos negativos sobre la salud.

Sin embargo, también se ha observado que un consumo moderado de ciertas bebidas alcohólicas ricas en polifenoles como vino o cerveza, podrían tener efectos positivos sobre el sistema inmunitario.

Por eso, si bebes alcohol, que sea con moderación por favor.

  • Descansa adecuadamente

Los científicos saben que existe una estrecha relación entre el descanso nocturno y la salud del sistema inmune. Aunque aún se están estudiando los detalles de esta relación, los investigadores afirman que un buen descanso por la noche tiene un efecto positivo sobre nuestras defensas y que la falta de sueño puede provocar una reacción inflamatoria de bajo grado e inmunodeficiencia, efectos que por supuesto no favorecen en absoluto a la salud en general.

  • Trata de evitar situaciones de estrés

Aunque el estrés es difícil de definir y de medir, los investigadores de todas formas están tratando de estudiar y determinar la relación entre el estrés y el sistema inmune.

Algunas de las investigaciones realizadas hasta el momento indican que el estrés crónico (como el causado por relaciones familiares poco saludables, demasiada exigencia en el trabajo, entre otros) pueden disminuir la respuesta inmune celular y humoral. Los estudios continúan en un esfuerzo por conocer más detalles de esta relación.

¿Los complementos alimenticios pueden ayudar?

En el mercado encontrarás una gran variedad de productos en forma de pastillas, gotas u otras preparaciones, que dicen ayudar a fortalecer el sistema inmune, pero, ¿realmente es así?

Aunque que ha demostrado que  algunos compuestos presentes en determinadas plantas o hierbas pueden tener efectos sobre algunos componentes del sistema inmune, en realidad no hay evidencia de que, como consecuencia de ello, estés mejor protegido frente a infecciones.

Por ejemplo, aunque se demuestre que el extracto de una hierba es capaz de aumentar los niveles de anticuerpos en sangre, esto no quiere decir que el mayor nivel de anticuerpos pueda defenderte mejor de una infección.

Conclusión

En resumen, podemos decir que para fortalecer tu sistema inmune debes mantener un estilo de vida saludable. Esto implica una alimentación variada y equilibrada, realizar ejercicios moderados, no fumar, evitar el estrés y descansar adecuadamente.

De esta forma no solo favorecerás tus defensas, sino que también mejorarás tu nivel de salud en general.